HOYA DE LA MORA – REFUGIO DE ELORRIETA- TOZAL DEL CARTUJO TAJOS ALTOS – LAGUNA CUADRÁ – REF. ELORRIETA – HOYA DE LA MORA




HOYA DE LA MORA – REFUGIO DE ELORRIETA- TOZAL DEL CARTUJO TAJOS ALTOS – LAGUNA CUADRÁ – REF. ELORRIETA – HOYA DE LA MORA

Sierra Nevada
Fecha: 11 de Agosto de 2018
Distancia: 24 km
Tipo: Lineal, circular (forma de aguja)
Dificultad: Alta


Así comenzaba la jornada, con un cielo limpio y claro en los quioscos situados en la zona Hoya de la Mora. Son las 9 de la mañana y como podemos observar, el parking ya está prácticamente lleno.

Desde aquí iniciamos ese día nuestra aventura por una pista forestal que tomamos a la derecha y que nos llevará hasta las pistas de esquí situadas en la zona de Borreguiles.




En esta época son las ovejas las únicas que disfrutan de instalaciones como “el Pulpo” o “el Tiburón”




Digitalis purpurea
Seguimos subiendo por las pistas de esquí, hasta llegar a la Laguna de las Yeguas, donde aprovechamos para realizar una primera parada.


A partir de aquí empezamos a encontrar los primeros neveros, y es que este año se han conservado de forma extraordinaria gracias a la cantidad de nieve caída durante el invierno.





Continuamos por la senda en dirección SO que nos llevará por la parte baja donde se sitúa la roca conocida con “EL Fraile”


y disfrutando de unas vistas espectaculares hasta llegar al Refugio de Elorrieta.


Refugio de Elorrieta
Desde aquí divisamos parte del sendero que nos llevará cresteando hasta el Tozal del Cartujo (3152 m), Tajos Altos (3113 m) y finalmente el “Pico del Caballo” (3051 m), este último ya lo dejaremos para otro día.
En primer plano, la Laguna Lanjarón, donde cobra vida el río del mismo nombre.

De derecha a izquierda: Tozal del Cartujo, Tajos Altos y Caballo, con la Laguna de Lanjarón. Fotografía tomada desde el "Refugio de Elorrieta"

En el Refugio de Elorrieta


Desde el Veleta nos llegan sonido de truenos que auguran tormenta; el cielo comienza a cubrirse… Pero contábamos con ello, pues habíamos consultado la meteorología durante los días previos, como es preceptivo, por lo que estábamos preparados.

Tozal del Cartujo (3.151 m)
Al fondo, Pico del Caballo (3.051 m)
Mirando hacía el Valle de Lanjarón desde Tajos Altos (3.119 m)

Llegados a la cresta situada justo por encima de Laguna Cuadrá iniciamos el descenso hacia la citada laguna. Es aquí donde nos pilla la tormenta y aunque en la fotografía no se aprecia, fue curioso ver por un momento como llovía en parta de la laguna, mientras que la otra mitad seguía con sus aguas en calma.
Tajos Altos (3.119 m)y Laguna Cuadrá


Y a granizar se dijo, y sin lugar alguno donde guarecernos. Por tanto, lo único que nos quedaba era continuar la marcha, disfrutando de aquel acontecimiento espectacularmente bello. La sierra se cubría de un manto blanco mientras el agua manaba en torrenteras por todas partes. La parte negativa era que la cámara de fotos se aburría (a buen recaudo) dentro de la mochila.


Por fin encontramos una zona con grandes bloques de roca que nos permitiría resguardarnos durante un buen rato, mientras esperábamos que pasara “lo más gordo”, para seguir por Vereda Cortá, ascendiendo junto al río, que fluía por todas partes.




El sol volvía a salir y aprovechamos para ponernos ropa seca y así continuar subiendo, de vuelta hacia el Refugio de Elorrieta…


Laguna de Lanjarón
…aprovechando a cada instante para echar la vista atrás y contemplar la belleza del paisaje aquel 11 de Agosto!!




Nuevamente nos encontramos en las cercanías del refugio, con su sayo de verano en la ida, ahora con el de invierno,

"Elorrieta"
para desde aquí tomar por el mismo camino que traíamos esa mañana


y retornar al punto de inicio, no sin antes llevarnos en nuestras retinas  otro de los momentos más espectaculares del día, cuando una roca de grandes proporciones se descolgó por encima de nosotros desde las cercanías del “El Fraile”. Al principio estaba lejos, aunque luego veíamos que se acercaba a gran velocidad y directamente hacía nosotros. El ruido que producía era indescriptible… y todos los componentes del grupo atentos y viéndola acercarse, pendientes de si tendríamos que esquivarla…Momentos de gran tensión que acabaron cuando la roca finalmente se detuvo, a unos 200 metros de nosotros.

Finalmente todos contentos, sanos y salvos, con el sol de nuevo sobre  nuestras cabezas, dirección al punto de partida  y disfrutando hasta el último momento del sonido del agua que fluía por todas partes. Una jornada maravillosa y que siempre recordaremos. Gracias a Miguel  e Inma, nuestros guías desinteresados, cuyo único fin no fue otro que compartir con nosotros el conocimiento de estos hermosos parajes.  Gracias también  al resto de compañeros que acudieron este día.

Laguna de las Yeguas  o de Dílar (2.873 m)




CUEVA SANTA, Monda






Cueva Santa, Monda

Fecha: 28 de Noviembre de 2017

Distancia: 10 km 

Tipo: Lineal 

Dificultad: Baja

La ruta a  Cueva Santa es una de esas típicas rutas que siempre tenemos en la lista de propósitos pero que por un motivo u otro, siempre se queda allí, en la lista de rutas para el año siguiente. Tal vez sea por su baja dificultad, por la distancia a recorrer, o por su breve duración (nosotros empleamos 3 horas, con “muuuuchas” paradas) la ruta a Cueva Santa se iba posponiendo de una temporada a otra…. Hasta hoy.

El comienzo de la ruta se hace en el Puente de Hierro, en la carretera A-355 que une las localidades de Monda y Marbella. En sentido Marbella, una vez pasada la localidad de Monda, tomamos la primera salida que nos sale por la derecha (de escasa visibilidad!!) y que nos lleva justo debajo de la carretera, al Puente de Hierro, donde dejamos nuestro coche.



Aquí tomamos dirección a Istán por este tramo asfaltado del GR- 243; a nuestra derecha Arroyo Seco.

Está siendo el año hidrológico más seco de estos últimos cinco años. Monda siempre ha sido conocida por la abundancia de sus fuentes. Hoy, pocas de estas llevan agua, como la que encontramos en el margen izquierdo de la calzada, a unos escasos metros de donde dejamos el coche.


Continuamos por la pista asfaltada durante unos 800 metros, hasta llegar a un cruce claramente señalado con varias indicaciones, entre ellas la que nos indica recto por el GR-243 dirección a Istán (a 17.5 km). Nosotros tomaremos aquí a la izquierda (O), comenzando la subida hacia Cueva Santa.


Desde este cruce, y según el cartel indicador, a Cueva Santa se llega siguiendo este camino forestal (hormigonado en los tramos de mayor pendiente) en un espacio de  3,5 km aproximadamente.


El camino no da lugar a confusión; siempre en sentido ascendente, por el ramal principal; a nuestra izquierda el Arroyo Canucha, tributario de Arroyo Seco. 


La vegetación arbórea escasea en la zona, siendo lo más común de la flora, el romero, enebro, matagallos, palmito. Llama la atención también la gran cantidad de pajarillos que se ven en el entorno, y tan ausentes normalmente en otras rutas.

Rosmarinus officinalis

Ononis natrix (Melosa)

Tiempo de olivos, y acebuches, tiempo de molienda y aceite, de tala y quema; el terreno abancalado, albarradas de piedra, que en otra época sirvieron para contener el monte y marcar la herencia de antepasados, hoy quedan abandonados, o cuanto menos en desuso.



Y continuando por la pista forestal, llegamos hasta una verja que impide el camino a los vehículos, que no a los senderistas y amantes de la naturaleza.


Poco después llegamos a la Fuente de la Palma; no nos recibe con la alegría que esperábamos, como comentábamos al principio. Además de la sequía, el ser humano cada vez necesita más agua; almendros y olivos, cultivos de secano, hoy son también de regadío…

Fuente de La Palma

A medida que ganamos altura, las vistas son más amplias en el horizonte, a pesar de haber amanecido nublado y un poco lluvioso (aunque muy tímidamente).

Pico Torrecilla(i), con Sierra Cabrilla y Sierra Prieta (d) en el horizonte

Sierra Alpujata (1), Sierra Negra (2), y Sierra de Mijas (3)


Cistus monspeliensis
Y así, llegamos a Cueva Santa, tomando un sendero de unos 50 m, a la izquierda de la pista forestal.
 


La cueva ha sido refugio de ganaderos y pastores. En el fondo de esta aún se conserva los muros de un antiguo corral… Hoy su interés es otro; son muchos los que traen flores, reliquias, e imágenes de santos…

Cueva Santa




Por hacer un poco más larga la ruta, volvemos a retomar la pista forestal y continuamos subiendo por ella, hasta el final del carril, donde contemplamos unas bonitas vistas hacia la Sierra de Las Nieves, y otras menos agradables, hacia las múltiples canteras de la zona, en los Llanos de Pula, Monda y Ojén.



 
Por la cresta, nos asomamos a la Cañada del Acebuchal, desde la Cruz de Sierra Canucha.


Ballota hirsuta


Carretera A-355, a su paso por Monda y Coín.

La vuelta, por el mismo sitio por donde vinimos.
Una ruta magnífica, con diversos puntos de interés y una cierta exigencia en la forma física, ideal para una mañana o una tarde libre, y que no debemos menospreciar; perfecta para acabarla con una cervecita al mediodía en la Venta de Pula.